Pilares fundamentales para una actuación exitosa

Es muy difícil tocar al 100% cada vez que te subes al escenario. Unos días te sientes en la cima, disfrutas y tocas como nunca. Sin embargo, al día siguiente, habiéndote preparado de la misma manera, tu desempeño está lejos de lo esperado. 

Que levante la mano al que le he pasado esto alguna vez (a mí varias :/)

Aceptar que las cosas no siempre salen como estaban planeadas y aprender de cada “fracaso” para mejorar tu próxima actuación es lo que realmente te acerca a tu pleno desarrollo como músico. 

Pero avanzar y seguir mejorando significa realizar cambios en diferentes aspectos de nuestra vida. Algo que no nos suele gustar mucho porque entra en juego la incertidumbre y la posibilidad de fallar en el intento. Además, que en la zona de confort se está muy cómodo ¿no crees?

El reto es conseguir salir de esa zona de seguridad que sabemos que nos limita. Porque si tu situación actual no es en la que te gustaría verte, vas a necesitar hacer las cosas de manera diferente. 

Y hacer las cosas de manera diferente implica tener confianza. Creer en ti mismo y en tus capacidades, en que eres buen músico a pesar de las subidas y bajadas en tu carrera, de los éxitos y de los fracasos.  

Sé que suena muy bonito y que no es tarea sencilla conseguirlo, pero merece la pena. Créeme.

A mí me costó muchos años, disgustos y lágrimas aceptar que el fracaso forma parte también del mundo de la música. Para eso no me habían preparado en el conservatorio. Únicamente cuando comencé a trabajar la confianza en mí misma pude aprender de cada fallo para mejorar en mi siguiente actuación. Y cosas de la vida, ya los fallos no me parecían tan graves.

Tú también puedes darle un empujón a tu confianza entendiendo y equilibrando los Pilares de la Actuación que hoy te presento.

Los 4 Pilares de la Actuación

Como si de un edificio se tratase, sobre cada uno de los pilares se sustenta el peso de tu actuación. Esta carga tiene que estar repartida a partes iguales, ya que si uno de los pilares soporta más peso que otro, tu interpretación se vendría abajo. 

Los 4 pilares de la actuación a tener en cuenta son los siguientes:

  • Técnica
  • Táctica
  • Cuerpo
  • Mente

Técnica

Sí, hay que tocar escalas a diario. 

Cuando practicamos escalas, reforzamos los fragmentos de información relativos a su estructura. Así, al tocar un pasaje rápido o leer a primera vista no tenemos que analizar cada nota individualmente, sino que tocamos por asociación de estructuras. 

Esto ocurre también con fragmentos de información más complejos como la forma o el estilo.

Por eso, como intérprete, dominar la técnica de tu instrumento es fundamental para realizar actuaciones de alto nivel. Aunque eso implique hacer ejercicios menos entretenidos.

Táctica

Contar con una estrategia de preparación puede marcar la diferencia entre una actuación mediocre y una brillante. 

Pero preparar una actuación no consiste únicamente en trabajar el repertorio, sino que necesitarás poner en marcha una serie de tácticas mucho antes de que empiece la actuación en sí. Conocer qué pasos dar el día del concierto o audición te permite tener un mayor control a la hora de tocar. Y si las condiciones cambian, habrá que cambiar las tácticas y adaptarlas a la nueva situación para que sean realmente efectivas.  

Cuerpo

Como siempre se ha dicho, el cuerpo es nuestro principal instrumento. Aunque muchas veces se nos olvida cuidarlo o, simplemente, no le damos tanta importancia. 

Sin comprender cómo responde nuestro cuerpo bajo presión (como puede ser un concierto), tocar al límite de nuestras energías o tener tensiones acumuladas puede llevarte a un bloqueo físico. 

Si llegamos a ese punto en el que el cuerpo nos dice basta, reeducarlo resulta más complicado que enseñarle desde el principio.

Por eso es necesario introducir en la práctica diaria estiramientos y ejercicios de acondicionamiento físico. 

Sentirse bien físicamente mientras tocas es esencial para conseguir un alto nivel instrumental y confianza en ti mismo. 

Mente

Pese a que todos los pilares de la actuación son importantes, el que marca la diferencia es la preparación mental. 

Puedes tener un control absoluto de tu instrumento, tener estrategias muy precisas de preparación de una audición y cuidar tu cuerpo con mimo. Pero si olvidas trabajar la parte mental de hacer música, es poco probable que logres esa confianza que te lleve a desarrollarte plenamente. 

Aprender a mantenerse enfocado y desarrollar una seguridad mental a prueba de balas es la clave esencial que separa al músico exitoso del resto. Aquel que ve el error como el mejor maestro, tiene gran parte del camino andado.

Corregir los desequilibrios

Identificar cuáles son tus puntos débiles es el primer paso hacia tu crecimiento como músico. Para eso es importante desarrollar estas habilidades más flojas (y no ignorarlas, como hacemos muchas veces) para así evitar seguir aumentando el desnivel que supone trabajar únicamente en aquello que se te da bien. 

Esto no sólo te ayudará a corregir los desequilibrios en las cargas de los cuatro pilares de la actuación, sino a construir una carrera desde una base estable. 

Trabajar en tus habilidades supondrá un incremento de tu confianza, y con confianza podrás, por fin, aceptar que el fracasar hoy no significa fracasar mañana.

Ahora que conoces estos pilares ¿cuánto equilibrio sientes que hay en tus actuaciones? Me encantaría saber tu opinión, así que no dudes en compartirla en los comentarios ¡te leo!

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Si te ha gustado este artículo, puede que encuentres interesantes estos de aquí:

Únete a la comunidad de Alto Desempeño para músicos y descubre herramientas, hábitos y estrategias que te permitirán aprovechar al máximo tu práctica musical.

Sígueme en redes sociales

¿Te has quedado con ganas de saber más sobre cómo tener una preparación TOP?

Únete a la comunidad de Alto Desempeño para músicos y descubre herramientas, hábitos y estrategias que te permitirán aprovechar al máximo tu práctica musical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *