Cómo afrontar las críticas en el mundo de la música

Todo músico sabe que, por el hecho de subirse a un escenario, está expuesto a las opiniones ajenas. 

Es muy habitual escuchar las valoraciones de nuestros profesores, compañeros o familiares respecto a nuestra actuación y si son favorables, no suele haber problema. Pero ¡ay! cuando son negativas ¡cuánto cuesta encajarlas!

Por eso, en el artículo de hoy quiero contarte cómo afrontar de la mejor manera las críticas y que te afecten lo menos posible. Porque siempre que haces algo cabe la posibilidad de encontrar alguien al que no le guste, ya sea en el ámbito musical o en tu día a día. Y saber afrontar y aceptar las opiniones desfavorables es el primer paso si realmente quieres sentirte libre haciendo música.  

El origen de la crítica

Parece que, según quién nos la haga y qué aspecto es el que se critica, ésta nos afecta más o menos. Y es que nos sentimos inseguros cuando nos tocan nuestro punto débil. 

En el caso de los músicos, una mala opinión sobre nuestra actuación puede resultar una gran ofensa, que es tomada como un ataque personal. Como si se hubiera puesto en duda nuestra valía, nos cuesta en esos momentos separar al músico de la persona. 

Si ya sabes que no vales menos después de un concierto que no sale como esperas, ni eres mejor persona por ocupar la plaza de solista de una gran orquesta ¿por qué ver las críticas como algo tan negativo?

Las opiniones ajenas pueden aportar mucho a tu progreso, y no sólo las que sean positivas. Pero lo cierto es que son simplemente eso, opiniones, y nunca verdades absolutas. 

Cómo actuar ante la crítica

Cuando alguien emite una opinión sobre tu trabajo en el escenario, podemos optar por dos formas de reaccionar:

  • Aceptar la crítica y extraer de ella aquello que te ayude a mejorar.
  • Ponerse a la defensiva y tratar de justificar tu mala actuación. 

La segunda opción es bastante habitual, y en esa justificación suelen incluirse culpables externos que nos evitan asumir nuestra parte de responsabilidad. Aunque yo también le he echado la culpa en algún momento a una sala muy fría o con mala acústica, sé que, al final, yo he sido la única responsable de no haber tocado como desearía. 

Por eso, aceptar la crítica y aprender de ella es algo que necesitamos saber hacer. Al fin y al cabo, está muy presente en nuestras vidas y nadie se libra de ella.

Pero no te confundas, aceptar una crítica no significa darle la razón a la persona que la realiza, sino asumir que hay gente con opiniones diferentes a las nuestras o a las que, simplemente, no les gusta cómo tocamos. 

Tipos de crítica que puedes recibir   

En muchas ocasiones nos toca escuchar valoraciones hechas con la mejor de las intenciones, pero con muy poco tacto y sin tener en cuenta cómo te pueden afectar.

Está claro que no es lo mismo escuchar un “no me has gustado como has tocado” a que te digan “aunque ha habido cosas muy positivas en tu interpretación, deberías trabajar los finales de frase porque… (insertar razón)”.

Crítica constructiva

¿Cómo podemos saber, si se trata de críticas constructivas que buscan mi mejoría? Porque suelen tener las siguientes características:

  • Son precisas y dan ejemplos concretos. 
  • Ofrecen un punto de vista claro, no una verdad absoluta.
  • Están equilibradas y tienen en cuenta varios aspectos de tu interpretación, no sólo los errores.
  • Se hacen con respeto y sin entrar a valorar a la persona, sólo el trabajo realizado. 

Este tipo de valoración anima a seguir intentándolo y trabajar para mejorar la próxima vez, sin dañar tu autoestima ni sentir que no vales para la música. Por eso, es el tipo de crítica que deberías buscar y saber quiénes son capaces de darte estos nuevos puntos de vista y sugerencias que te ayuden a progresar. 

Crítica destructiva

El caso contrario a este tipo de valoración, sería la crítica destructiva. Esa que, como su propio nombre indica, no busca más que hacer daño y provocar inseguridad. Es obvio que, muchas veces, tú eres el primero en darse cuenta de que no has tocado bien, pero no faltará el comentario para recordártelo (sí, ese que no has pedido y siempre está).

En estos casos es necesario mantener la confianza en ti mismo y ver si esa opinión que nos están dando se basa en ejemplos concretos y tiene en cuenta algo más que tus fallos. Como no suele ser el caso, lo mejor que puedes hacer en ese momento es dar las gracias al crítico de turno y (anotar su opinión en tu libreta de cosas importantes) hacer lo siguiente:

  • Date un tiempo para asimilar tus éxitos y fracasos y las opiniones de los demás. Nada más acabar el concierto, todavía con las emociones a flor de piel, no solemos ser totalmente objetivos. Por eso, no creas ciegamente en todo lo que pienses en esos momentos. 
  • Valora si la persona que te da su opinión sabe lo que supone subir a un escenario y tocar en público, es decir, tiene un criterio profesional con experiencia.
  • Si es posible, graba tus audiciones y escúchalas pasados los días. Seguramente te des cuenta de muchas cosas que fueron bien y sabrás con objetividad qué tienes que mejorar para la próxima. 
  • Pide opiniones a más personas que estuvieron en el público y  que sean capaces de ofrecer algún tipo de solución que te ayude. 

¿Qué vas a hacer ahora?

Así que, ahora que sabes qué hacer cuando recibas una crítica, escúchala si merece la pena y aprende de ella para seguir creciendo como músico. Y recuerda, aunque nuestra memoria tienda a olvidar las valoraciones positivas que nos han hecho a lo largo de nuestra carrera, seguro que de esas también has tenido, y muchas. ¡Revívelas! 

Espero que te haya gustado el artículo de hoy y te sirva para todas las veces en las que te enfrentes a los comentarios ajenos. Como siempre, no dudes en contarme qué te ha parecido este post en los comentarios. 

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Si te ha gustado este artículo, puede que encuentres interesantes estos de aquí:

Únete a la comunidad de Alto Desempeño para músicos y descubre herramientas, hábitos y estrategias que te permitirán aprovechar al máximo tu práctica musical.

Sígueme en redes sociales

¿Te has quedado con ganas de saber más sobre cómo tener una preparación TOP?

Únete a la comunidad de Alto Desempeño para músicos y descubre herramientas, hábitos y estrategias que te permitirán aprovechar al máximo tu práctica musical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *