Cómo aprovechar al máximo tu tiempo de estudio

consigue tu objetivo

Imagen: freepik.com

Sabemos que practicar es esencial para mejorar nuestro dominio del instrumento. Por ello, pasamos muchas horas estudiando y sin embargo, el progreso que conseguimos no siempre es el deseado. ¿Qué hacemos en esa situación? Pensar que no estamos estudiando lo suficiente e incrementamos el número de horas de práctica personal, cuando realmente lo que deberíamos plantearnos la calidad de nuestra sesión de estudio.

¿En qué consiste una buena sesión de estudio?¿Cómo empleamos nuestro tiempo?¿Por qué trabajamos de esa forma ese pasaje concreto y no de otra?

Todas estas preguntas nos las hemos planteado los músicos, o deberíamos,  varias veces a lo largo de nuestros años de estudio. Es obvio que si dedicas más tiempo a tu instrumento mejorarás más que si no le dedicas nada, pero es evidente también que la práctica organizada y centrada te garantiza mejores resultados en mucho menos tiempo que el que le dedicabas hasta ahora.

¿Cómo puedo convertir mi sesión de estudio en una BUENA sesión de estudio?

Este es el primer artículo de una serie dedicada a convertir tus sesiones de estudio en sesiones productivas, que te permitirán, además de obtener mejores resultados, tener tiempo para ti más allá de la música.
Sigue leyendo

¿A qué edad se puede empezar a tocar la Flauta Travesera?

A lo largo de mis años como profesora de flauta, he recibido varias consultas de padres interesados en que sus hijos aprendieran a tocar lapequeño flautista Flauta Travesera a muy corta edad: 3 o 4 años. Considero fundamental que los niños entren en contacto con la música cuanto antes (incluso en el embarazo), pero ¿están preparados para tocar un instrumento con 3-4 años? Pues depende.

Aún recuerdo mi primera clase de Pedagogía de la Flauta durante mis estudios en Bélgica. Allí el profesor me planteó la siguiente pregunta: ¿A qué edad se DEBE empezar a tocar la flauta? y ¿Por qué? Mi respuesta fue rápida: a los 8 años, antes de esa edad no estamos físicamente preparados. Al fin y al cabo, yo empecé con 8 años y no conocía a nadie que hubiese empezado con menos edad en un conservatorio o escuela de música.

Mi respuesta a final de curso fue completamente diferente… Sigue leyendo