5 ideas que mejoraron mis clases de instrumento

5 ideas mejorar clases instrumento musical

En la era de la tecnología, aprender a tocar un instrumento está al alcance de todo aquel que tenga una conexión a internet. Podemos encontrar tutoriales de prácticamente cualquier instrumento impartidos por gente con mayor o menor nivel e, incluso, podemos asistir a Masterclasses con grandes músicos a través de diferentes plataformas de pago. Sin embargo, encontrar vídeos sobre cómo enseñar es más complicado.

Seguro que alguna vez habéis podido leer en las redes sociales u otros medios, artículos que hablan de las características de un buen profesor: paciencia, empatía, entusiasmo, comunicación… Obviamente todas estas cualidades son aplicables a un profesor de instrumento, pero dada la naturaleza especial de nuestras clases, en las que un profesor- maestro transmite su saber a un alumno -aprendiz (personalmente, me recuerda mucho al sistema de Gremios de la Edad Media), me gustaría compartir con vosotros algunas de las ideas que he ido introduciendo para dar color a mis clases de Flauta.

Sigue leyendo

¿Por qué ya no tengo ganas de tocar?

Ganas tocar

Cuando se estudia un instrumento o, posteriormente, cuando se vive de él, mantenerse motivado constantemente no siempre es posible.

Todos tenemos algún día en el que nos da pereza tocar y en el que encontramos mil cosas más interesantes que hacer en ese momento antes que sacar la flauta de su estuche. Si esto ocurre puntualmente, no le daremos importancia (desconectar de vez en cuando viene bien), pero y ¿si pasan días, semanas o meses y sigo sin ganas de tocar una sola nota? ¿Es algo normal? Sí, es algo completamente normal que le puede ocurrir a todo el mundo, sea cual sea su ámbito laboral: eres víctima de la desmotivación.

Por suerte tiene solución y es más sencilla de lo que creemos, aunque hay que poner mucho de nuestra parte.

¿Por qué estoy desmotivado? Sigue leyendo

7 libros que recomendaría a un músico

Libros que recomendaría a un músico

A lo largo de mis años como estudiante de música o, posteriormente, como profesional de este mundillo, muchos compañeros, amigos o profesores me han ido recomendando libros que me podrían resultar de ayuda para mejorar mi interpretación, técnica o simplemente para satisfacer mi curiosidad. Tras haber leído muchos de estas recomendaciones, me di cuenta que su efecto en mi no había sido el esperado, más allá de conocer mejor la biografía del compositor o músico de turno y entender a otro nivel la obra que estaba tocando en ese momento, y su contexto.

Sigue leyendo

Pensando como músico: ni sí ni no, ni blanco ni negro

Pensamiento músicaTenía pensado publicar esta semana otro artículo dedicado a las técnicas de estudio, dentro de la serie de artículos de esa temática que empecé. Sin embargo, me he encontrado con compañeros y conmigo misma (incluso después de muchos años) siendo víctimas de un tipo de pensamiento, por desgracia habitual, en el mundo de los músicos: el todo o nada, blanco o negro, bien o mal.

¿Te imaginas pudiendo tocar sólo ppp o fff, sin ningún tipo de matiz intermedio? Pues eso mismo es lo que ocurre en muchas ocasiones con nuestra forma de pensar, nos basamos en extremos para evaluar cualidades o situaciones: el concierto ha sido genial o un desastre, mi compañero toca bien o mal. Este tipo de pensamiento se denomina pensamiento dicotómico y afecta notablemente a nuestra salud emocional y a la forma de percibir la realidad que tenemos.

De algún modo todos distorsionamos la realidad, pero cuando se hace de forma rígida y polarizada surge el problema:

Sigue leyendo

Cómo aprovechar al máximo tu tiempo de estudio

consigue tu objetivo

Imagen: freepik.com

Sabemos que practicar es esencial para mejorar nuestro dominio del instrumento. Por ello, pasamos muchas horas estudiando y sin embargo, el progreso que conseguimos no siempre es el deseado. ¿Qué hacemos en esa situación? Pensar que no estamos estudiando lo suficiente e incrementamos el número de horas de práctica personal, cuando realmente lo que deberíamos plantearnos la calidad de nuestra sesión de estudio.

¿En qué consiste una buena sesión de estudio?¿Cómo empleamos nuestro tiempo?¿Por qué trabajamos de esa forma ese pasaje concreto y no de otra?

Todas estas preguntas nos las hemos planteado los músicos, o deberíamos,  varias veces a lo largo de nuestros años de estudio. Es obvio que si dedicas más tiempo a tu instrumento mejorarás más que si no le dedicas nada, pero es evidente también que la práctica organizada y centrada te garantiza mejores resultados en mucho menos tiempo que el que le dedicabas hasta ahora.

¿Cómo puedo convertir mi sesión de estudio en una BUENA sesión de estudio?

Este es el primer artículo de una serie dedicada a convertir tus sesiones de estudio en sesiones productivas, que te permitirán, además de obtener mejores resultados, tener tiempo para ti más allá de la música.
Sigue leyendo

Tener un hijo músico

Tienen unas jornadas de trabajo, en ocasiones, más largas que las de los adultos. A las horas que pasan en el colegio, le tenemos que sumar las horas de clases en el conservatorio, las de práctica personal en casa, y además, tienen otras obligaciones como hacer los deberes o jugar, que para eso son niños.

Tener un músico en la familia no siempre es fácil, supone un esfuerzo muy grande para los niños, pero también para los padres que pasan muchas horas en el coche, llevándonos a audiciones, recogiéndonos para dejarnos en otro ensayo… pero en casa también es necesaria su implicación para que el alumno aproveche al máximo el tiempo y trabaje su musicalidad, dando lo mejor de sí mismo con el instrumento.

Sigue leyendo

¿A qué edad se puede empezar a tocar la Flauta Travesera?

A lo largo de mis años como profesora de flauta, he recibido varias consultas de padres interesados en que sus hijos aprendieran a tocar lapequeño flautista Flauta Travesera a muy corta edad: 3 o 4 años. Considero fundamental que los niños entren en contacto con la música cuanto antes (incluso en el embarazo), pero ¿están preparados para tocar un instrumento con 3-4 años? Pues depende.

Aún recuerdo mi primera clase de Pedagogía de la Flauta durante mis estudios en Bélgica. Allí el profesor me planteó la siguiente pregunta: ¿A qué edad se DEBE empezar a tocar la flauta? y ¿Por qué? Mi respuesta fue rápida: a los 8 años, antes de esa edad no estamos físicamente preparados. Al fin y al cabo, yo empecé con 8 años y no conocía a nadie que hubiese empezado con menos edad en un conservatorio o escuela de música.

Mi respuesta a final de curso fue completamente diferente… Sigue leyendo