Método SMART para músicos. ¿Cómo lograr mis objetivos?

smart para músicos

Verano es, para casi todos, sinónimo de vacaciones, descanso y desconexión. Sin embargo, muchos músicos utilizan/utilizamos esta época del año para estudiar más intensamente, asistir a cursos o preparar nuevo repertorio.

Sin quitarnos de la mente esos deseados días en los que dejaremos de lado nuestro instrumento para cambiarlo por la toalla de playa o la maleta, comenzamos el periodo estival con grandes planes musicales.

En mi caso, no había verano que no me propusiese incrementar notablemente el número de horas que pasaba con la flauta. Y cuando digo notablemente, me refería a intentar tocar unas 10 horas al día. Pero oye, con descansos, que una era joven e inconsciente, pero no me iba a quedar sin comer o dormir la siesta… 😉

Como puedes imaginar, el propósito se quedaba muchas veces en una simple intención. Y llegaba septiembre,  la vuelta a la rutina y el temido momento de ver que, de la lista de planes musicales que tenía, no me había dado tiempo a tacharlos todos. Es más, en alguna ocasión he tardado más en hacer la lista que en intentar cumplir alguno de los objetivos que aparecían en ella.

Igual te suena a chino lo que te cuento porque eres un músico súperproductivo, pero si como yo, hay veces que te falta tiempo para cambiar tu instrumento por el bañador y las chanclas , lee con atención para saber cómo el método SMART te va a ayudar a conseguir más fácilmente aquello que te propongas y ¡sin perder una gota de motivación!

¿Propósitos o despropósitos?

Los veranos que te he descrito eran de mi época de estudiante y, como ves, algo había oído de que la clave para mejorar y no morir en el intento era hacer listas y fijar objetivos. Los “únicos” fallos de mi imperfecto plan y que me hacían fracasar una y otra vez eran los siguientes:

  • Liarme a escribir objetivos como si no hubiese un mañana.
  • Fijarme metas poco realistas

Analicemos cada uno de esos errores.

Escribir objetivos como si no hubiese un mañana

Vale que en verano hay mucho tiempo libre y que, cuando eres estudiante, tienes la suerte de tener casi dos meses de vacaciones, pero de ahí a hacer una lista interminable, hay mucha diferencia.

Cuando nos fijamos metas, ya sea para cumplir en los próximos días o meses, es decir, a corto, medio o largo plazo, no importa tanto la cantidad, como su calidad. Establecer prioridades es uno de los pasos básicos para conseguir tus objetivos. Así que, busca el GRAN propósito, aquel que te comprometas desde ya a cumplir.

Indica qué quieres alcanzar y fija un plazo para ello. Cuanto más concreto y definido, más sencillo te resultará conseguir aquello que te propongas.

Fijar objetivos poco realistas

Seamos sinceros, eso de practicar 10 horas al día en verano, es bastante difícil de cumplir. Que si un bañito en la piscina que se alarga, unos amigos que te entretienen más de la cuenta… y así más de un día en el verano de cualquiera.

Alguno me dirá: ¡oye que yo sí estudio 10 horas al día o más! Pues amigo lector, mi más sincera enhorabuena porque yo he sido y soy incapaz, lo reconozco. ¿Por qué? Porque no es una meta que está a mi alcance y lo único que me puede proporcionar es dolor de espalda y frustración por ver que pasa un día más sin hacer lo que “debería”.

Es fundamental que las intenciones que tengas sean fijadas por ti, de acuerdo a tus características, que las puedas iniciar tú, pero aún más, mantenerlas. Oirás a compañeros decir que estudian miles de horas, alégrate por ellos. Pero no olvides que marcarse metas en función de lo que hagan otros te resta el control sobre ellas y te va a generar inseguridades.

Claves para aprovechar el verano y alcanzar tus metas

Ahora que sabes en qué fallé yo y que el problema no fue tanto una mala organización, sino más bien, un mal enfoque, voy a compartir contigo las claves para fijar tan bien tus objetivos, que lograrlos se vuelva una tarea más sencilla.

El secreto está en el acrónimo “SMART”, traducido al castellano como inteligente, listo o hábil y que aplicado la fijación de objetivos ayuda a establecer estrategias con un potencial mayor de éxito.

S de Specific (Específico)

Cuanto más detallado, mucho mejor. Es el primer paso, por tanto,  esfuérzate por resolver cuestiones como: qué, cuánto, cuándo, cómo, dónde y con qué.

Todas la información y aclaraciones que hagas, te guiarán mejor por el camino a seguir para conseguir tu meta.

M  de Measurable (Medible)

Todo objetivo tiene que ser perfectamente medible. Deberás establecer unos parámetros e incluir números en su definición. No vale decir ” estudiar más horas al día” o ” hacer el libro de estudios completo”,  hay que establecer cantidades exactas.

A de Attainable (Alcanzable)

Hay que buscar metas que sabes que puedes cumplir. Si crees que algo no lo puedes lograr, lo más probable es que estés en lo cierto y no lo logres. Al no confiar en tus posibilidades tu estado emocional no será del todo favorable, y muchas veces, de manera inconsciente te boicotearás a ti mismo para “tener razón” y no lograr tu objetivo.

Plantearse preguntas como estas te ayudará a saber si tu meta está al alcance de tus manos o no: ¿ por qué pienso que es imposible? ¿lo ha conseguido alguien más? ¿qué razones me impiden a mi conseguirlo?

R de Realistic (Realista)

Que sea alcanzable tu meta, no significa que sea realista. Es muy importante que te conozcas bien, midas tus fuerzas y seas consciente de tus capacidades y limitaciones.

Imagínate que te fijas como objetivo ser solista internacional y que te acompañen las mejores orquestas. ¿Es alcanzable este objetivo? Por supuesto: Lang Lang, Emmanuel Pahud, Sabine Meyer, Janine Jansen y una larga lista de músicos lo han logrado. Ahora bien ¿ sería realista para mi? según mis circunstancias, por desgracia, no.

¡Ojo! Una cosa es ser realista y otra confundir ese realismo con un “no puedo”. No te rindas tan fácilmente.

T de Time – Bound (Temporizado)

Una de las claves, para mi, para determinar si se cumple o no un objetivo es la cuestión del tiempo. Si no estableces una fecha de inicio y una de finalización exactas, no podrás ver si tu estrategia está funcionando para conseguir tu meta a tiempo o si, por el contrario, tienes que darle un poco más de vida y velocidad a la cosa.

En el caso de que no consigas alcanzar todo lo que deseabas en el plazo marcado, no te castigues, también hay que aprender a ser flexible. Pero tampoco abuses de esa flexibilidad, ya que es muy delgada la línea que la separa de romper el compromiso.

No olvides anotar todo por escrito para ayudar al cerebro a enfocar y concentrarse en los pensamientos que le lleven a alcanzar los propósitos que te marques.

Espero que el artículo de hoy te sea muy útil. A mi me ayudó mucho para mejorar y hacer que la práctica fuese muchísimo más efectiva ¡Ahora ya no hay excusa para no fijarte objetivos y dejar de avanzar y crecer musicalmente!

¿Conocías este método?¿ Aplicas tú otro diferente? No olvides dejar tus comentarios y contarnos ese truco que tú utilizas para conseguir lo que te propones.

¡Hasta el próximo artículo! Te espero en las redes sociales: Twitter y Facebook.

Related Post

2 comentarios en “Método SMART para músicos. ¿Cómo lograr mis objetivos?

  1. Hola Elena:
    me agrada mucho volver a leerte. Te cuento mis objetivos de verano:
    a. mejorar en la ejecución del doble picado, concretamente hacer que suene claro y preciso, poco a poco, sin prisas. Que no se corte el aire entre nota y nota.
    b. no levantar los dedos de las llaves demasiado, especialmente en el tercer registro (el más agudo) cuyas posiciones de horquilla me plantean alguna dificultad en ese sentido.
    c. mejorar el sonido, no “morder los graves” y no apretar demasiado los agudos.
    d. Para todo ello contaré con la ayuda de una profe con la que preparo el concierto de Stamitz en sol mayor y tocamos estudios de Andersen (op 41). Además de las escalas del Taffanel y Gaubert.

    Todo muy preciso, metas muy limitadas y no se trata de conseguir hacerlo todo perfecto en septiembre, solo de hacerlo mejor, lo cual ya es un paso gigantesco, teniendo en cuenta que solo estoy en 2º de elemental.

    pd: por cierto estoy encantado con mi nueva flauta. Un buen instrumento ayuda muchísimo a conseguir objetivos y metas.

    Muchas gracias por tus artículos, a mí me ayudas mucho.

    • Hola Miguel,

      Veo que tienes tus metas muy claras, seguro que así las alcanzas sin problemas. Me alegra saber que estás contento con tu flauta porque, por muy SMART que sean nuestros objetivos, luchar y pelear contra un instrumento que ves que no da más de sí, desanima a cualquiera.

      Muchas gracias por leerme y más aún, por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *