Por qué decidí tomarme un descanso y qué pude aprender desde entonces

Elena Muerza - por qué decidí tomarme una descanso y qué aprendí desde entonces

Parece que fue ayer cuando escribí mi último artículo y ya han pasado ¡¡¡2 años y pico!!! No hay emojis suficientes para expresar mi sorpresa, incredulidad y hasta cierta vergüenza (no nos vamos a engañar) por haber dejado pasar tanto tiempo entre publicación y publicación en este blog.

Así que lo primero es pediros mil perdones por haberos tenido abandonados, agradeceros el haber seguido leyendo mis artículos anteriores estos meses y anunciar mi vuelta al mundo bloguero con el por qué de esta desaparición desconexión temporal y qué podido aprender en este tiempo.

En un principio, este pequeño abandono estaba más o menos justificado: tenía por delante la Convención de la Asociación de Flautistas de España en Bilbao donde iba a dar mi primera conferencia y había que estar a la altura. Por tanto, el poco tiempo libre que tenía era para preparar materiales, investigar e intentar hacer pasar un buen rato a todos los que allí me acompañasteis.

Aquí os dejo unas fotitos de aquel día.  ¡Mil gracias a todos los allí presentes! Aunque pasen los meses o incluso los años, estas cosas no se olvidan. 😉

Elena Muerza - convención AFE 2016 Convención AFE 2016

Por otra parte, sin dejar la flauta travesera y su enseñanza de lado, amplié horizontes hacia el mundo de la Educación Musical en Educación Primaria y Secundaria. Ya sabéis los que me leéis que considero que todos podemos hacer música y disfrutar plenamente de ella ¿por qué no acercársela entonces a niños y adolescentes cuyo contacto con ella se limita únicamente al horario escolar?

Aunque en todos los centros educativos, al menos de España, la música está presente (MUY POCO presente, en mi opinión), la asignatura se reduce a una sesión semanal en Primaria y dos sesiones por semana en Secundaria. Esta situación me hizo plantearme un reto: conseguir que Música pase de ser una asignatura más a que sea el momento favorito de la semana para los alumnos y que estén deseando llegar a clase.

No es nada sencillo, no nos vamos a engañar y más aún, a medida que van cumpliendo años, pero puedo decir que el esfuerzo empieza a dar sus frutos.

¿Cómo lo hice? con dos proyectos pedagógicos únicos.

El sistema del “flautista karateca” como lo llaman mis niños de 8 a 12 años y el método ClassBand para los mayores de Secundaria y Bachillerato. Veamos en qué consiste cada uno de ellos y qué supone para un profesor estos cambios metodológicos.

KARATE RECORDER

El método del flautista karateca o Karate Recorder en su nombre original, es una de esas ideas geniales que ojalá se me hubieses ocurrido a mi y sobre todo, mucho tiempo antes.

Se trata de acercarles a los niños un instrumento, en este caso la flauta de pico, de manera diferente, divertida y muy motivadora. Basándose en un sistema de recompensas en forma de gomas de colores, los alumnos van colocando en el instrumento sus “cinturones de karate” a medida que van siendo capaces de tocar cada una de las piezas propuestas y cuyo nivel va en aumento progresivamente.

Elena Muerza - flauta motivación

Como podéis ver en la fotografía, cada alumno sigue su propio ritmo de evolución y es un placer ver cómo se ayudan unos a otros a conseguir los diferentes cinturones.

Lo más curioso del método es que están todos deseando examinarse para añadir un color más a su flauta y ves cómo se esfuerzan y practican tanto la interpretación como la lectura rítmica con fluidez y muchísimas ganas.

Pero ojo, este método no es únicamente aplicable a nivel escolar, yo de hecho lo aplico en mis clases de flauta travesera para las escalas y arpegios.

¿Lo mejor del método?

  • Que se adapta a las necesidades de cada profesor y se puede aplicar a cualquier instrumento. Basta con escoger las piezas o ejercicios que queramos y ordenador progresivamente en dificultad.
  • Aumenta la motivación, el estudio y añade carácter lúdico al estudio y evaluación.

¿Qué mejoraría?

  • Los cinturones en sí. He visto que algunos profesores (principalmente en Estados Unidos, origen del método) cuelgan hilos de los instrumentos según el color. A mi me pareció más sencillo utilizar gomas para hacer pulseras y al no estar ya tan de moda, no es sencillo encontrar los colores necesarios.

CLASSBAND

Si el sistema de cinturones motiva a cualquiera, no os podéis hacer una idea del cambio que supone implementar una banda de música en un centro escolar. Para que os hagáis una idea, la asignatura ha pasado de tener unas 20 solicitudes en los cursos en los que es optativa a triplicar los alumnos que desean cursarla desde que se aprobó implementar este método en mi centro.

Pero, ¿qué tiene la ClassBand que tanto gusta a todos?

En el siguiente Podcast, podemos encontrar una emisión del programa Dopamínate, maravillosamente conducido por Antonio Domingo y María José Acevedo, que en esta ocasión dedican a la ClassBand.

Cuentan como invitada con María Viñas Jimeno, una excelente profesional de dilatada carrera en el ámbito pedagógico musical, profesora de música en el IES Las Rozas I (Madrid), donde inició su andadura con la ClassBand allá por el año 2013 y mi mentora en este ámbito. Nadie mejor que ella para contar en qué consiste este proyecto y en qué se basa su éxito.

 

Suena muy bien, ¿verdad?

Yo estoy deseando comenzar a revolucionar así mis clases, pero os aseguro que la motivación de los alumnos ha cambiado muchísimo desde que se les anunció su implantación. ¡Muchos ya tienen pensando qué instrumento tocar y todavía les quedan unos meses para empezar!

¿Qué he podido aprender en estos meses?

Como veis, no he estado parada todo este tiempo y aunque no es excusa para abandonar a los lectores,  ha sido mucho lo que estos meses me han aportado pedagógica, musical y personalmente .

Si tuviera que elegir, la enseñanza con la que me quedo es que cualquiera puede aprender a tocar un instrumento, pero no todos tienen la suerte de aprender MÚSICA. Puede parecer un cambio de chip difícil y, en cierta medida, lo es. Sin embargo, os garantizo que desde que comencé a tratar a mis alumnos como músicos y no tanto como estudiantes, empezaron a despegar y desarrollar una musicalidad que muchos quisiéramos para nosotros mismos.

Y ahora que ya conocéis en que he estado metida los últimos meses, doy por inaugurada mi vuelta al blog. 😉

¿Qué os han parecido los proyectos que os he comentado? ¿Os habéis involucrado vosotros en alguno que os haga tanto ilusión como a mi estos dos? No dudéis en compartir vuestras experiencias, estamos todos deseando leerlas 😀

¡Hasta el próximo artículo! Te espero en las redes sociales: Twitter y Facebook.

4 comentarios en “Por qué decidí tomarme un descanso y qué pude aprender desde entonces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *