Guía para acertar a la hora de comprar tu primera flauta

Guia para acertar compra- Elena Muerza

Entre los correos que me hacéis llegar a mi buzón encuentro, cada cierto tiempo, alguno preguntándome cuál es la mejor opción para iniciarse en el mundillo de la música y más concretamente, en el de la flauta. Dado que una está aquí para ayudar, os he preparado una sencilla, pero efectiva guía para que comprar tu flauta se convierta en una tarea fácil y que no produzca dolores de cabeza innecesarios.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que yo me baso en mi propia experiencia, y como hay opiniones para todos los gustos, lo mejor que puedes hacer es consultar a tu profesor antes de comprar nada.

Sigue leyendo

8 consejos básicos para flautistas principiantes

Idee Konzept Ideenskizze

Si con la llegada del nuevo año has decidido que este es el mejor momento para aprender a tocar la flauta travesera, este artículo es para ti. Lo primero, tengo que darte la enhorabuena por haber elegido un instrumento tan fantástico (¡qué voy a decir yo!) y lo segundo es que, aunque parezca difícil y se haga duro el comienzo, no tires la toalla. Tocar un instrumento, sea cual sea, es una de las experiencias más gratificantes que podemos vivir y aunque haya momentos más complicados, verás que no te vas a arrepentir de haber tomado esta decisión.

He recopilado una serie de consejos que te ayudarán a empezar con buen pie en el mundo flautístico. Seguro que conoces ya algunos de ellos, puesto que no voy a descubrir nada nuevo, pero conviene recordarlos y tenerlos muy presentes desde el primer momento.

Sigue leyendo

Se acabó el dolor

Lo confieso: durante años he sufrido en silencio dolores, pero no de esos que anuncian en la tele y que se van con un poco de crema aplicada en ciertas zonas. Mis dolores eran por culpa de la flauta, o eso creía me hacían creer y se situaban en la espalda, mano, dedo o donde decidieran aparecer ese día.

Lo primero que hay que tener claro es que la flauta no es la culpable del dolor, ni tocarla duele. Es un tubo de plata, oro, latón o lo que quieras (según el presupuesto) que utilizamos para hacer música. De momento no es un instrumento de tortura, aunque a algunos se lo quiera parecer. Si al tocar nos duele algo, se deben activar todas las alarmas y ponerle solución al problema de inmediato.

Tocar con dolor

Sigue leyendo